El mayor parque temático del mundo dedicado a la realidad virtual abrirá sus puertas en 2018

China ha invertido 1.500 millones de dólares en este centro que pondrá al servicio del entretenimiento la tecnología más avanzada..

La realidad virtual y la realidad aumentada no sólo revolucionarán la tecnología que utilizamos a diario -un punto en el que parecen coincidir todas las grandes tecnológicas- , también jugarán un papel más que importante en nuestro ocio..

China parece tenerlo claro y no ha dudado en invertir 1.500 millones de dólares (1.273 millones de euros) en construir el 'Oriental Science Fiction Valley', el mayor y más completo parque temático del mundo enfocado en estas tecnologías y el primero en inaugurarse en el país asiático. Se trata de una vuelta de tuerca, una futurista reinvención de estos ya tradicionales centros de entretenimiento que abrirá sus puertas en febrero de 2018 en Guiyang (provincia de Guizhou) y tendrá una superficie de 134 hectáreas en las que se distribuirán 35 atracciones diferentes basadas en la realidad virtual, aumentada e, incluso, la mixta.

En sus 15 áreas temáticas los visitantes se toparán con montañas rusas que los transportarán a universos desconocidos, simuladores de todo tipo- como, por ejemplo, uno de batallas espaciales- o cines que se nutrirán de esta tecnología para hacerlos viajar hasta rincones insospechados. Asimismo, el parque contará en su plantilla con un gigantesco robot, cuyos 53 metros de altura le convierten en el más alto del mundo, desde el que los más avezados podrán practicar bungee jumping..

El 'Oriental Science Fiction Valley' desplegará toda su magia en una de las zonas más pobres y más castigadas por la contaminación de China. Los responsables de estas instalaciones esperan que su presencia revierta esta situación y suponga un impulso para el turismo y la economía de la ciudad y de toda la provincia. Ahora bien, algunos agricultores locales, que ya han mostrado su preocupación por las emisiones generadas durante su construcción -que comenzó en 2016-, han hecho público su temor ante las consecuencias ambientales que podría acarrear su apertura definitiva.

Comentarios